20 ene. 2015

Destroza ese maldito candelabro!


►No es que sean muy habilidosos estos Belmont. Casi parece que hagan a posta el que les cueste apuntar tanto con el látigo... o puede que su estirpe sea toda miope y no crean en las maravillas de la óptica, lo cual explicaría muchos ratos delirantes delante de esos jodidos ornamentos de pared.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...