18 oct. 2017

FUNKO POOP - Invasión Clónica

Como chaval de los 90s he podido tener entre mis manos una cantidad, si bien no propios, desproporcionada de muñecos. Algunos más conseguidos que otros, algunos transformables, algunos que dabas gracias a algún ente supremo por crearlo, otros nefastos y que te hacían llorar de dolor, pero la iniciativa cuando eramos jóvenes no era tanto qué tan bien hechos estaban sino cuanto podíamos jugar con ellos, luego cuando crecíamos ese potencial jugabilístico desaparecía para dar paso al potencial decorativo.

La industria del muñeco es inmensa con algunas compañías con productos de calidades excelentes. Algunas como Megahouse, First4Figures, Volks, Nendoroid o Banpresto crean preciosas obras de arte con plástico, muchas veces fuera del alcance de muchos mortales por sus precios metaestratosféricos, pero que si buscamos la calidad sobre todas las cosas posiblemente habremos de acudir a ellos. Fieles réplicas o monigotes chibiescos que siguen siendo fieles a los personajes originales, sin duda prefiero algo así de precioso antes para colocarlo en mi estantería que un delicado jarrón asiático que me la trae muy al fresco.


Bien, pero tenemos que ser conscientes que no todo el mundo está cabalgando en el dolar y la clase media (o baja después de la maldita crisis) también tiene derecho a tener en posesión esos personajes versión muñequiles para honrarlos en sus casas, y creo que ahí es donde entra uno de mis archienemigos actuales: el FUNKO POP.

No me malinterpretéis una vez más, mi sonrisa irradia bienestar cuando admiro a alguien irse contentote a casa con un muñeco de aquel personaje que andaba buscando y me parecería perfecto si no fuese por la pereza que desprende esta marca.

Los Funko Pop se han ido poniendo de moda por varios motivos:
-Su precio es irrisorio comparado con otras figuras en el mercado (+/-13€ por figura).
-Sobre unos 10cm de altura.
-El aspecto mono-cabezón-kawai atrae a mucha gente.
-La variedad entre personajes es puto enorme, y va en crescendo.
-La calidad de las figuras es de un vinilo más que aceptable.
-Su potencial para la exposición es bastante, bastante alto.

Por todo esto, el target de comprador para este tipo de figuras va desde el menudo más chiquitajo de la casa hasta el yayo sin dientes medio vegetal que está en vuestra mecedora. Da igual el género. Da igual la religión. Todo eso el Funko's Master lo tenía presente y ha creado la ecuación perfecta para pasarse estas limitaciones por los mismísimos genitales. Han conseguido un amplísimo rango de compradores nunca antes superado por otro producto que no fuese el agua embotellada. De todo lo que se te ocurra, existe un Funko Pop esperándote.
Bravo por ellos. Da puto miedo.

Yey, pinta espléndido ¿verdad? te dan ganas de pillarte unos cuantos cuando tu (modesto) sueldo empape ligeramente tu cuenta corriente en el banco. Mucho ánimo, seguro que se ven de lujazo metidos en su caja de cartonete al lado de tus otros 40 funkos apilados cual fuerte que lucha contra el inexorable hecho de hacerse mayor. Atacad mis Funkitos! Matad a la hipoteca y la marea masiva de responsabilidades por mi!!!

Luego están las ediciones especiales.
Colores alternativos y demás mandangas.
Entonces, si me gusta ver a la gente contenta, si me gusta que adepten algunos productos para que todas las clases sociales puedan ser partícipes del consumismo comercial irracional ¿porque cojones se me nota que este discurso es tan jodidamente sarcástico? bien, una vez más me duele hablar de esto, pero no soporto la pereza empresarial, no soporto que nos tomen por imbéciles borregos y no soporto ser consciente de la creación de una nueva necesidad frikil.

Para empezar, los Funko Pop son solo una parte de la empresa Funko que se dedica a crear otra clase de muñecos, pero visto el impactazo que han supuesto su linea Pop cada año que pasa aparecen 100 nuevos cabezones de diferentes franquicias, quedándome corto seguro, habiendo en la actualidad 600 muñecotes. En menos de un lustro casi han superado la cantidad de Pokemon en 20 años de historia. Sé que en la variedad está el gusto, sin duda, y a más franquicias añadidas a su roster más gente enganchada, gracias a que posiblemente sea ahora cuando aparezca aquel personaje icónico de tu infancia que necesitabas imperativamente tener mirándote por las noches o bien ese personaje de aquella serie de Netflix que te la ha puesto dura y necesitabas tener al cabezón para atarlo a lo bondage. Pero ahora llega la gran pega: los Funko Pop son TODOS iguales.


Esa maldita cara... esa puta cara inerte más propia de yonkazo a la televisión que no de una linea de muñecos decorativos... sin boca... pasando de la nariz en muchos casos... y se repite... repite... y repite hasta el infinito... ¿qué leches ha pasado con lo del criterio?

"Ñeeeeeee pero el pelo es distinnnnto, Ññññeeee el cuerpo es distiiinto, Ñeee llevan complementos dissstintos tambieeen, Ñeeeeñeeeñeee heiterrrr, dislaik y unfolou"

¿No os suena eso a algo muy parecido que pasa en los Simpson? Viendo las proporciones épicas de sus calaveras ¿en serio me diréis que los complementos tienen verdadera relevancia? además la tendencia de la gente es a no sacarlos de sus cajas, cosa que aceptua más incluso el que solo se le vea la cabeza de zombie sin ser de una saga de zombies.

No, lo que ha hecho famoso a los Funko Pop es el despertar del nuevo coleccionismo. Ese grito interno de "hazte con todos los que puedas". Da igual lo despreciable que te parezcan, da igual lo concienciado que estés en no hacerles ni el mínimo caso, la inercia friki es muy fuerte y los Funko están en todos lados. Supermercados, tiendas especializadas, tiendas no especializadas, tenderetes de barrio... tarde o temprano caerás en sus redes...

Mira, si al menos fuese cierto, tendríamos una crítica social directa y mordaz.

Ahora llega el momento de la revelación.
Hay una clase de Funko que SÍ que me compraría yo ¿nani? pues sí, contra todo pronóstico ahora sale el capullo este que se caga en aquellos que adquieren estos muñecos por moda siendo todos iguales y no sacándolos de sus cajas originales porque queda así más coooool y de colección exclusiva, aquellos que me han llamado la atención a mi son esos que van ENMASCARADOS O NO TIENEN CARA. Tan simple como quitarles el detalle clónico para que dichos muñecos cobren algo de sentido.

El Xenomorfo de Alien, Boba Fett de Star Wars, el ClapTrap de Borderlands, Nemesis de Resident Evil, Crash con sus gafas de aviador o incluso algún power Ranger. Es curioso que añadiéndoles esa inexpresividad canon que implica el personaje, gracias a las máscaras o la ausencia de cara, le den tanta personalidad a estas jodidas figuras. En lo personal, prefiero el detalle a lo mono y la calidad ante la cantidad. Preferiría guardarme el dinero que me cuestan cinco de esos cabezones y pillarme una figura articulada de Banpresto, con su peana, su cara no zombie con nariz, pupilas y dientes y la posibilidad de interpretar escenas antes que colocar en linea a mis Funkos e inflar el pecho porque estoy en la moda y tengo los cabezones de las princesas disney, los de Marvel y los tres diferentes de Pennywise, porque ahora IT mola mogollón, hace un año era cacota del King.

Una mierda infame que llegará hasta límites insospechados. En el 2020 la linea Pop tendrá cerca de los 5000 muñecos, representante en la Onu y estará en proceso para construir su propio estado independiente. Un paraíso fiscal para los coleccionistas y nación especializada en la cirujía del reemplazo de bolas negras por ojos, sellado de bocas con silicona y fresado de narices.

PD: Ojo lo que puto molan los del Cuphead! Porque así es como debería ser toda la gama Pop del demonioooo.... MIERRRDA! ¿¡¡QUÉ ME ESTÁ PASANDOOO!!?


Respecto, hermanos. Pero si tenéis chimenea, o por defecto horno, podríais hacer una contribución a la raza humana y destruir estos engendros portadores de desdichas y coleccionismo clónico.

7 comentarios:

  1. Anda que no molaban esos muñecos de los caballeros del zodiaco hechos de plástico, sin articulaciones y cuyo color de la armadura podría coincidir (o no) con el original.

    Luego si, estaban los currados que si se articulaban y tenían sus armaduras y las de oro.

    La verdad, yo esos monigotes me parecen cutrongos a más no poder. Yo para mi cualquier figurita que se parezca un poco me valdría (como esas de Naruto que anunciaban hace poco en televisión). No soy fan así que igual no tiene el mismo número de pelos o el color no es ese naranja, pero que más dará.

    Tengo una amiga muy fan de Sakura cazadora de cartas, y en su blog todas las semanas publica algo de merchandising de la susodicha; es casi insano xD. Eso si que te puedes dejar los dos riñones (uno tuyo y otro de algún familiar que acceda a ello) para hacerte con la mitad de todo lo que ponen a la venta.

    También en alguna ocasión me ha enseñado algunas figuras que han sacado de Odin Sphere (que con el Leifthrasir aprovecharon el tirón) y la verdad es que son figuras muy bonitas, pero claro, hablamos de igual 50 pavos por la bicha.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo cierto es que yo no creo que no se parezcan, sino que están hechos a una desgana tal su concepto básico que me da hasta puta rabia. A mucha gente este aspecto entre palurdo y zombie le hace gracia, pero para mi es donde pecan sobremanera esta gama de figuras.

      ¿Quien se puede quejar de que haya variedad en muñecos?¿y en franquicias? recordemos que los Pop estos tiene los derechos de cientos de ellas, cosa que es genial para plasmar miles de personajes, pero el aspecto... argh, piden a gritos la horca.

      Y sí, el merchandising de Card Captor Sakura es demencialmente caro pero como bien dices tu luego, si tienes una oportunidad en tu vida de pillarte una figura cara y quieres hacerlo, valdrá mil veces más la pena que acaparar esta peste de figuritas hidrocefálicas.

      Eliminar
    2. Vamos, que esto es como LJN y los videojuegos ¿eh? XD.

      Eliminar
  2. A mí no me gustaron nunca estos muñecos, la verdad. Desde la primera vez que los vi me parecieron muy feos. Nunca me han gustado los bichos con cabezas desproporcionadas que simplemente intentan por todas sus fuerzas ser "monos", sin nada más. Y desde que estos cabezones están empezando a ocupar cada vez más y más estanterías que antes estaban dedicadas a un mercachiding de, para mí, más llamativo y mejor calidad, les estoy empezando a coger una tirria bastante fuerte.

    Respecto a lo de que cambian de accesorios y de peinado, no he podido evitar acordarme de la movida de los Adoptables de DeviantArt. Te lo resumo: personajes que la gente creaba, habitualmente con aspecto de animal o bicho mitológico, los cuales podías comprar y usarlos como propios en ciertas situaciones y bajo ciertas reglas. Todo normal. El caso es que la gente, para hacerlos más rápido, muchas veces tiraban de plantilla predefinida. Cambiaban el patrón de color y varios detalles, y ale, 6 bichos "nuevos" más en 1 hora. La gente no tardó en aborrecerlos ya que no eran más que un copipega barato. Esto de los Funko Pop me parece lo mismo: tienen un modelo estándar, le meten los 4 detalles más característicos del personaje en plan ropa, y listo. Como una cadena china.

    ¿Y en serio hay gente que no los saca de sus cajas? ¿En serio? Pero si una de las gracias precisamente de estos muñecos es darles en la cabeza para que la muevan... No logro comprenderlo.

    Por cierto, te voy a dar la razón en que no todos los Funko Pop son horrendos, y que conste que jamás pensé que diría eso. Los 2 de Cuphead son simplemente geniales. Yo creo que precisamente si gracia radica en que no parecen Funko Pop. (Y el de Mariano Rajoy también, aunque solo sea por los loles).

    En fin, a ver si con suerte no es más que una moda pasajera, y dentro de poco dejan de agobiarnos poniendo los monigotes estos en todos los sitios.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No conocía el caso de los Adoptables de Deviantart, pero me imagino que es lo mismo que se puso hace años de moda de unas plantillas de chicas anime donde solo enseñaban la piel y a los alrededores habían complementos para "recortarlos" y ponerselos encima para crear a tu loly perfecta. Un insultazo a toda la creatividad concevida por la raza humana.

      Lo mismo me pasó con los Funko de los hermanos Taza, pero hay trucazo, he dicho que Funko desarrolla otro tipo de gamas de muñecos: estos, no son POP, y ahí radica su estilazo.

      Solo hay que pasarse por su tienda para ver que lo de los Pop ha sido un tumor que les ha crecido en la chepa alimentado por los billetes rápidos, pero desgraciadamente son una empresa, y cuanto más fácil sea y más beneficio atraiga ya sabemos que de que pie van a cojear.

      Eliminar
    2. Eso que mencionas me hace pensar en este magnífico fragmento de los Sonic Shorts.
      https://www.youtube.com/watch?v=tpQnE_TR98A

      Eliminar
    3. Aaaaaaaaaamigo, eso de que no sean POP lo explican todo XD.

      De todas formas, es normal eso que ha pasado con los Funko estos. Ya lo decía Quevedo en su época: "Poderoso caballero es Don Dinero".

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...