14 feb. 2013

Enter in Game - Donkey Kong Land III

Llegando Octubre del 97 se acercaba el momento en que me iban a regalarar mi primera consola, el primer paso para entrar en el mundillo que ha sido para mi hobbie indiscutible de mi infancia tanto solo como acompañado.

Acababa de salir a la venta un juego que según lo que le habían dicho a mi madre era "el no va más para las portátiles" La imagen del regalo de mi séptimo cumpleños no saldrá de mi mente jamás.
La Game Boy Pocket junto con la que sería la última entrega de la saga estrella de las plataformas hasta el momento:
el Donkey Kong Land 3

En el 94 para la que era consola de mesa de Nintendo, la SNES, salió por parte de Rare (la compañía suprema de aventura gráfica) el Donkey Kong Country un juego que se llevó galardones por su jugabilidad, estética y gráfica, dificultad y record en ventas. No sé si se tenía pensado continuar la historia de DK o si su éxito hizo que se desarrollaran sus dos secuelas (me la suda son igual o más brutales todavía) pero además aparecieron las reconversiones de estos juegos para la Game Boy bajo el apellido Land.

Donkey Kong Country
(1994-1995-1996)
[!] Fue muy gracioso pensar y asegurar que el DKCountry era una versión posterior al DKLand y no al reves solo por el hecho de haber jugado antes a este. Claro está que sin hermanos mayores que me hubiesen instruido antes en el oficio y con unos primos que tampoco tenían mucha idea pues así me iba la cosa xD
Estaba solo para aprender del tema. Autodidacta con tesis gamer xD

El DKLand también hizo cambiar el rumbo de los gustos en la consola portatil. El abanico de titulos de calidad se abrió entrando DKL en la clasificación maestra de juegos junto con los Mario Land, Kirby Dreamland, Metroid o Pokemon. Pero era de esperar, las versiones originales, los DKCountry, ya reventaron un año antes que ellas.

Me volví muy loco al tener por fin un juego que pudiese llamar mío. Mis primeras impresiones fueron muy gratas. Un mundo de pixeles en blanco y negro por explorar con movimientos muy fluidos y música aventurera con aires de humor.
La melodía de final de nivel o de la intro al más puro estilo 8 bits se me ha quedado grabada en el cerebro cual inscripción en silex prehistórica xD Brutales!

Kiddy y su cara de ingeniero
con cuatro doctorados
No se cuanto tiempo me llevó darme cuenta de que los protas (Dixie y Kiddy) eran primates, seguramente muchisimo menos tiempo a que me topara con el archienemigo de los gamers varias veces: el fatídico y mortal Game Over.
Era muy penoso -___-" y muy subnormalmente pequeño xD

La aventura era lineal, seguías un camino sin posibilidades de cambiar o elegir entre varias opciones. Pasarte un nivel significaba poder avanzar al siguiente y asi sucesivamente, pero solo eso, no te encontrabas con el dificil dilema de elegir entre dos caminos y poder acabar en un nivel más dificil que el propio infierno.
Tirar hacia donde marcaba el destino, ganar vidas y conseguir cosas. Ese era tu sino.

Wrinkly la yaya kong sigue
pareciendome aquí un alien deforme
No se como llegué a la inocente conclusión que el juego no podía pasarse todo de golpe. Que tenía que haber alguna manera de volver donde me había quedado.
Ahí, gente, descubrí el significado de "Save the game" por contexto sin saber mucho/casinada de ingles. Y es que para un niño torpe como yo el proseguir la partida hizo que se me afianzara el interés por los juegos y no terminase aburrido con ellos
(conozco casos muy tristes de este tipo)

Matar Kremlings y sumar bananas a tu reserva, así me lo pasé bien esquivando bastantes dificultades hasta que me tuve que enfrentar a mi primer gran adversario. El jefazo ese que me esperaba al final del primer mundo del juego, esa medusa repelente con puas me dió por culo una eternidad. No sabéis cuanto! Creo que mi salvador fue mi primo mediano el que acabó por primera vez con aquel horror, le debo mucho, lo digo en serio.

De verdad, que patada en la boca tenía el medusón ese!!
ARRGH satánica rabia activada!!!!

Pero ahí no terminó la cosa, a partir de machacar al guardian gigante asqueroso submarino el camino hacia un nueva zona se abrió ante nosotros "Uoooo!"
Mil historias me pasarían más adelante. Convertirme en diferentes animales para aprovechar sus habilidades fue divertido xD, encontrarme paseando por ahi a esos protectores indefensos de las monedas DK y meterles una paliza no era ningún reto, pero el volverme loco a buscar barriles bonus y pasármelos sí lo fue, las pasé muy putas xD

[!!!] A partir de aquella experiencia nefasta y deshonroso con el jefe en el primer mundo bajo el agua me ha hecho odiar hasta la muerte posteriormente todos los niveles acuaticos de los juegos. Más rabia que los lunes por la mañana!!

Niveles sobre railes montando un barril a propulsión, atravesar bosques de enormes arboles huecos llenos de monos hijosdeputa lanzadores de cocos, industrias con kremlings probando sus flamantes bazocas o escalar escarpadas montañas (que en la GB más bien parecían minas) a base de cuerda y esquive de esos cocodrilos medio helicopteros...
me lo pasé en grande durante muchos años xD

Una vez desplegado todo el mapa del juego y soltando yoyas fáciles a los jefes finales de cada mundo sabiendo ya como acabar con ellos, me enfrenté a la personificación del mal en el mundo DK. El capo de todos los bichos grandotes y pequeños del juego... el enfrentamiento definitivo en una cloaca maloliente...
...dios que nervios más inaguantables... resultó ser una mierda de enemigo final... xD
¿Sacabó? ¿eso ha sido todo jodidos reptiles?

Pues va a ser que no xD Un mensaje apareció de la nada en mi pantalla mostrando al ya apalizado jefe final contándome noseque historia que tenía que encontrar todas las monedas DK y Bonus para permitirseme el paso al... mundo perdido...
O_o Co-le-ga... "Monitos no os pongais muy cómodos, que todavía toca currar"

Lamentablemente o no, a partir de aquello comenzó mi remesa de juegos a crecer. Me enamoré de decenas de juegos que también metí mucha caña en mi GameBoy y de vez en cuando seguía consiguiendo alguna que otra moneda para algún día llegar a aquel mundo prometido. Pero nunca me dejaron pasar. Maldito jefazo burócrata!

El juego del DKL3 quedó relegado junto con otros al bolsillo trasero de mi coche, donde recorrió miles de kilometros conmigo y mi familia, jugando con él en los largos trayectos de verano y pascua hacia Pirineos o el extranjero.
Con los años y removiendo el coche buscando viejos tesoros nos volvimos a encontrar. Ese cartucho amarillo platano que me dió tantas horas de diversión ahora con su litografía desgastada y un poco oxidados sus circuitos, pero funcional al 95% después de un par de soplidos enérgicos, casi parecía que me echase de menos xD

Ahora forma parte de mi gran colección y aunque viejo y roñoso mi aprecio hacia él no ha decaído ¿quíen quiere meterse con el DKL? Eh? ¿QUÍEN? Fabas dos ostias!
Descansa querido colega. Te mereces estar en el Olimpo de los juegos!! xDD

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...