13 feb. 2017

Villanos - El engranaje del todo

Mientras leo o disfruto viendo una historia me encanta ver como se acaba hilando la trama de forma magnífica, me entusiasmo cuando un personaje consigue superarse a si mismo o ante las adversidades demoledoras y sobretodo me vuelvo loco cuando consiguen no caer en los esteriotipos de guión, pero hay algo más que consigue pegarme a la historia mucho más que todo esto junto y eso es un antagonista a la altura.

Ya no hablamos de un villano cuyo propósito sea el típico de querer destruir la tierra por motivos incongruentes, hacerse dueño de todo lo que existe para que le rindan pleitesía absoluta o llegar a ser el más fuerte de la galaxia para aburrirse luego en la cima del mundo. No, hablamos de individuos o seres poderosos a su estilo, tipos cuyos objetivos sean más terrenales, con debilidades gigantescas, perturbados por su pasado o con miedos desproporcionados, con comportamientos raros en su justa medida y demás, jugar con lo inesperado, detalles que nos hagan pensar ¿porqué estos némesis son tan carismáticos que dejan a los heroes como insulsos trozos de carne rancia?

A veces incluso es complicado identificar cual es el heroe y el villano en según que historias, no siempre la moral es igual para todos, verdad?


Creo que el video que traemos hoy es la respuesta al gran porqué de que me sienta, muy a menudo, tan identificado y atraído por los antagonistas de las historias. No es que sea un psicópata sin sentimientos o que me de placer ver sufrir a los demás, creo que es básicamente porque he podido comprobar aunque sea de forma inconsciente que cuando el villano ha sido urdido a conciencia, lo que nos van a contar puede llegar a ser una obra maestra.
Os dejo con Super Eyepatch Wolf:






"El antagonista actua, el heroe reacciona"

1 comentario:

  1. "¿porqué estos némesis son tan carismáticos que dejan a los héroes como insulsos trozos de carne rancia?"

    Ni siquiera hace falta irse lejos. En algo cómo es el Wrestling donde hay "héroes" y "villanos" es fácil encontrarse teniendo más interés por el villano. El villano busca su propia gloria, no le importa lo que el público quiere (e incluso le insulta), hace trampas y ataca por la espalda... vamos, ser un completo rastrero. Pero sabes que son personajes menos lineales y menos predecibles.

    Si el héroe tiene que pelear, peleará. Si el villano tiene que pelear puede que pelee, o que no, o que ataque por la espalda (y luego pelee), con lo cual sabes menos que va a hacer.

    Pasándolo a los juegos, muchos de esos rpgs japoneses el protagonista suele ser soso al cuadrado. Siempre es el típico personaje que hace las cosas porque si, o porque otros le arrastran a hacerlas. Siempre es un moralista del "hay que hacerlo para salvar el mundo, y por supuesto que lo salvaré porque soy el prota" y cosas así; y claro, que "la chica" acabe con cierta relación con el prota, que sino no es un completo.

    Cómo ejemplo máximo voy a poner Ar Tonelico 2; El jefe final es Infel y Nenesha, pero en este combate es imposible determinar quien es el héroe y quien el villano, ya que cualquiera de los dos podría considerarse ambos a la vez.
    Ya hace tiempo que puse su tema en la batalla, y lo poco o nada que suena a "canción final pelea épica contra el super-villano finalísimo".

    Ahora bien, si que tengo un ejemplo de protagonista que al menos va madurando y cambiando poco a poco. Wild Arms 4 y su primer protagonista, Jude Maverick. Al principio es como cualquier héroe que se precie. Impulsivo, buscar hacer el bien, etc... pero cuando otro de los protagonistas le cuenta sobre los desastres de la guerra, Jude pregunta "¿Y quienes eran los buenos y quienes los malos?" la respuesta es que es imposible determinar buenos y malos, sino que eran dos bandos con ideas enfrentada; ambos creían tener razón y ambos mataron y murieron por sus ideas.

    El personaje en si sigue siendo un crío, pero es uno de los casos que he visto que poco a poco él va entendiendo que no todo es blanco y negro, y que intentar ser un "héroe" no siempre significa que vayas a serlo, aunque fuera tu intención.

    Personalmente, creo que el Wild Arms 4 es uno de los pocos juegos que incluso contando que los protagonistas son jovenzuelos, todos van evolucionando. Ah, y lo más importante, las chicas no enseñan carnaza XD.

    Si es que no puede ser más molona que Raquel (encima en el juego es una auténtica bestia combatiendo).
    http://vignette4.wikia.nocookie.net/wildarms/images/b/b0/Raquel-2.jpg/revision/latest?cb=20080320190240
    <-- De hecho, hay un motivo justificado por el que no quiere enseñar su cuerpo :'(.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...