14 sept. 2017

Screw On Head - el capítulo piloto

Como de costumbre, no me ha dado tiempo todavía de hacer mi lista definitiva de dibujantes de comics favoritos y tampoco sé para cuando podré hacerla, pero os haré un avance no influenciado PARA PUTO NADA por todas las noticias sobre el reboot de Hellboy para la gran pantalla: el trazo de Mike Mignola hace dilatar mis pupilas como si digiriese el peor de los hongos alucinógenos.

Hoy tenemos aquí una rareza de la animación que no llegó a obtener el beneplácito para continuar como serie. Una absoluta pena diría yo, porque con el estilo de Mignola intacto y esa animación que me recuerda tanto al de la serie noventera que me introdujo a la creepería absoluta (El Guardian de la Cripta) la serie sobre Screw-On Head habría sido deliciosa.

Os pongo en situación muy por encima, la historia se remonta a mediados del siglo XIX en una Norteamerica presidida por Abraham Lincoln donde, como es costumbre, ocurren situaciones que no deben salir a la luz para la población. Su mano derecha por aquel entonces, para remediar todos estos sucesos paranormales que pueden desestabilizar el país, es el automata llamado Screw-On Head, apodado por amistades y enemigos simplemente como Head o mister Head, el cual a parte de su magnífica ferrea resistencia por motivos obvios, puede intercambiar sus cuerpos como si de recambios se tratasen, además de tener un vasto conocimiento sobre asuntos históricos, tecnológicos y de seguridad nacional.

El skype steampunker es demencial

En medio de un tinglado muy chungo sobre el secuestro de un historiador, tenemos la mente pensante de un genio del mal que le encantan los chascarrillos, un no-muerto sin poder alguno pero con unas capacidades intelectuales y villánicas inconmensurables. Lo que sería un Lex Luthor con moscas rondándole por su carne putrefacta: el emperador Zombie, que tiene a su servicio un séquito de científicos y freaks bastante profesionales ellos. Incluso el chimpancé parece que tenga estudios superiores.

No os quiero destripar más este capitulillo piloto, solo admirarlo como lo he hecho yo y meteros de lleno una vez más en el apasionante universo meta-histórico de Mignola. Antes de la fundación del AIDP, antes del nacimiento de Anung-Un-Rama.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...