7 ene. 2016

[EAT-YOUR-BRAIN] El meteorito del planeta Pikmin

Las expediciones a aquel planeta habitado por esos seres vegetales antropomórficos que llamamos Pikmins no han sido, ni por asomo, un paseo en barca. Lo que iba a ser originalmente una misión de vacacioneo se vio truncado por la física espacial. El capitán Olimar no tuvo más remedio que hacer un aterrizaje de emergencia al verse sorprendido por un asteroide que coincidió en su ruta de paso justo antes de llegar a su destino.

Pero hay algo extraño en todo esto, no solo por este evento aislado en el primer juego de la saga de Gamecube, sino también por el desarrollo de los acontecimientos posteriores que vimos durante los siguientes dos títulos.

Fue cosa del destino universal que aquella pequeña nave tuviese esa aparatosa bienvenida en dicho planeta, pero ¿y si no fuese así?¿y si hubo alguien o algo que quiso que fuera así como sucedía?¿podría el meteorito tener... conciencia propia?

Veamos paso por paso todos los puntos de ésta apasionante teoría.


[!] ADVERTENCIA PARA INSENSATOS: la concentración de spoilers referentes a la saga Pikmin es de categoría 9 o de la ostia. Si quieres mantenerte virgen hasta pasarte los juegos, sal de aquí.

Como ya hemos recordado, durante los eventos de 'Pikmin' el SS Dolphin capitaneado por el intrépido narizudo Olimar tiene un encontronazo con aquel meteorito que le hace papilla la nave y le impide por completo volver a su planeta. Así que el objetivo de explorar el terreno queda en segundo plano para buscar los componentes de su nave extraviados por aquel lugar.

"-Macagon mi vida... le faltaban dos días para jubilarse..."
Tiene 30 dias antes de que el gas que le permite respirar se agote y muera en ese recóndito planeta, así que se pone manos a la obra con su  nueva misión. Al menos se da cuenta que no está solo y que las criaturas que llamamos Pikmin son pacíficas y que se pueden domesticar con facilidad, cosa que le facilitará el enfrentarse a los depredadores que quieren merendárselo... aunque a costa de incontables vidas de éstas verduritas. Aunque claro, al menos se reproducen como esporas y a una velocidad sorprendente... pero no deja de ser un exterminio.

A medida que avanzamos en el juego se encuentra con depredadores mastodónticos a los que se debe enfrentar si quiere recuperar alguna de las piezas de su astronave, aquí deberíamos empezar a notar algo raro (pero ni siquiera yo lo hice así que no voy a culparos de ello) hay algunos enemigos que al morir son transportados por los Pikmin a sus cebollas para servir de nutrientes y den vida a otros rebolloncetes, pero hay otros que simplemente desaparecen, no dejan ni rastro ¿por qué?.

Llega un día que paseando por la zona del impacto, Olimar se da cuenta que algo ha cambiado y comienza a surgir de un tocón de arbol una criatura informe de aspecto acuoso con dos núcleos dentro de ella: el llamado Goolix. No es un verdadero incordio ni un reto deshacerse de él, pero su comportamiento es diferente al de otras criaturas vistas hasta ese momento, parece tener interés más en Olimar que en la jugosa carne de los Pikmin.

Hagamos un sprint, Olimar consigue salir con vida de aquel planeta, deja a sus colegas Pikmin atrás a su suerte (pobrecillos) y vuelve a su tierra natal: el planeta Hocotate, aquí comienzan los eventos de 'Pikmin 2'.

Esta vez, con el pretexto de que la empresa en la que trabaja Olimar no termine en la banca rota y viendo su jefe la cantidad de material valioso que ha traido de sus horrorosas vacaciones, decide enviarle de nuevo allí en compañía de Louie (Luís en castellano) para que desentierren todos los tesoros posibles de aquel planeta y salven el negocio. Aceptan a regañadientes algunos y vuelven al planeta Pikmin, casi repitiendo el disgusto del primer juego ya que el meteorito sigue orbitando a su alrededor.

Ahora Olimar, Louie y los Pikmin que siguen floreciendo por ahí se adentrán más en las profundidades de la tierra, el ordenador de abordo del SS Dolphin 2 informa que se detectan más materiales en su subsuelo y allá que van los valientes.

Del mismo modo que en el primer juego, las atrocidades y bestias que se encuentran les pondrán en jaque en varias ocasiones, pero observando sus patrones, controlando los tiempos y manteniendo las distancias podrán hacerse con los tesoros que protegen y sus valiosos cuerpos... bueno, no todos claro, hay algunos que se deshacen en medio de una baba azul o se desintegran sin ningún motivo aparente.

Llegamos al punto en que nuestros protas se adentran en el temido "castillo sumergido", una gruta con múltiples caminos repleta, como su propio nombre indica, de agua, lo cual dificulta el avance de los Pikmin que no son azules. Un verdadero quebradero de cabeza.
En ese lugar, cae del techo una de las peores criaturas a la que se enfrentarán los Hocotaianos, un perseguidor incansable que se mueve como pez en el agua en aquel lugar. El terrible Water Wraith o Espectro Acuático, un extrañísimo ser antropomorfo de aspecto acuoso con la habilidad de utilizar herramientas a su favor, más concretamente unas piedras cilíndricas que utilizará para aplastaros. Como si fuese un bulldozer todoterreno sin sentimientos.

Piececitos para que os quierooooooo!!

Del mismo modo que el Goolix, este giardián termina siendo presa de Olimar y su textura transparente se convierte en una masa espesa de algo oscuro, pero finalmente desaparece por completo. Estalla en mil gotas de chapapote. Podríamos pensar que al tener ambos los cuerpos tan "líquidos" es normal que el suelo del planeta los absorbiese, no? ¿Pero que pasa entonces con todos aquellos monstruos que se volatilizan por amor al arte? La mayoría de zancudos (las arañas patilargas aquellas) se descomponen o estallan en fuegos artificiales y al morir solo dejan uno o varios premios, pero nada que nos pueda servir para seguir investigando sobre ellos.

Llegamos a 'Pikmin 3', la última entrega hasta el momento de la saga, en este episodio seguimos la pista de los exploradores del planeta Koppai, Alph, Brittany y Charlie, en su búsqueda de fruta para suministrar alimento a su gente. Después de un envío masivo de sondas a los confines más lejanos del universo consiguen dar con un planeta que presenta las condiciones necesarias de generar estos alimentos y allí que se van, pero alcanzando su meta algo terrible le pasa a su nave (la SS Drake) y son eyectados cada uno a una zona diferente del astro.


Una vez que se reune de nuevo la tropa, se dan cuenta de que no pueden volver a su casa puesto que su hoja de ruta galáctico en forma de llave turbolumínica ha desaparecido. Ahi entran en juego dos personajes ya conocidos, Louie y Olimar han vuelto al planeta Pikmin no se sabe bien el motivo, pero mientras que uno solo piensa en comer, el capitán está siendo prisionero de una criatura fuera de lo normal. Y lo que es peor, se enteran de que éste tiene la dichosa llave, asi que no les queda otra que ir en su ayuda.

Una vez Louie se decide hablar y les muestra el camino al refugio de la bestia, se dan cuenta de que esta no solo tiene a Olimar, sino que lo cuida y protege. La criatura llamada Plasm Wraith o Espectro de Plasma (un enorme engendro dorado con curvas parecido a un ídolo antíguo) controla todos los elementos posibles, desde la electricidad, el fuego, el agua o el cristal y solo es vulnerable cuando su cuerpo se divide y neutraliza en pequeños charcos de oro líquido.

Finalmente la criatura es destruida y de su interior cobra el aliento un incapacitado olimar con la llave, ahora los Koppaianos son los anfitriones de llevar a Louie y Olimar a casa de camino a su planeta natal... pero... algo extraño ocurre... y esque en el despegue vemos un cabreado y regenerado de nuevo Plasma Wraith sobre la copa del arbol agitando sus pseudopatas posiblemente maldiciendo a los exploradores.

-----[!!!]-----[♦♦♦]-----[!!!]-----

Bien pasemos al momento teorico, que es lo más interesante y perturbador.

La hipótesis que barajamos hoy habla de una criatura legendaria, del folclore japones, una criatura con forma humana que habitaba los mares: el llamado Umibozu (palabra que combina los kanjis de mar y monje budista). Este ser se dedicaba a dar caza a los navíos que de alguna forma tuviesen algún tipo de mercancía valiosa, por todos los medios intentaba matar al capitán y así apoderarse de éstos valiosos tesoros.

No se a vosotros, pero a mi me da más miedo esta imagen
que un alubion de orcas a dieta.

Todo esto nos puede sonar extraño y sin venir a cuento con el juego que estamos tratando, hasta que recordamos el comportamiento de aquel meteorito que chocó con las nave de nuestros protagonistas y casi en dos ocasiones, casi podría decirse que intencionadas ¿recordáis?¿sería posible que aquel objeto fuese en realidad una representación de éste ser? es ya bien sabido que Miyamoto, el creador de toda la maravilla de Nintendo, se inspira para sus juegos en cosas corrientes de su vida, asi que es muy probable que algún aspecto de los cuentos populares terminase formando parte de sus invenciones.

Si no estamos convencidos todavía, sigamos investigando. ¿Es coincidencia que las naves que terminan estrellándose en el planeta Pikmin tengan todas nombres relacionados con el mar? no solo eso, si el propio meteorito como suponemos pudiese ser una especie de Umibozu, no podría dejar su trabajo a medias ¿y si además tuviese rango de acción dentro del mismo planeta?. Exactamente, ahí intervienen las criaturas con un comportamiento extraño, podría tratarse del Goolix en el primer juego, su naturaleza destructora no permitiría dejar a Olimar con vida.

En 'Pikmin 2' el meteorito aquel parece estar como destruído, quizas haya colisionado con otros objetos celestes y particionado, alomejor más pedazos de esta roca podrían haber caído en el planeta y aquel Goolix que desapareció sin dejar rastro haya terminado convirtiendose en algo más grande y terrible, quizas el Water Wraith sea solo un estado evolucionado del mismo ser.


Además, la postura que adopta este mismo cuando está indefenso podría interpretarse como una posición de rezo, y si juntamos a esto que su aspecto parece el de un monje calvo ahí ya la cosa se pone peliaguda.

Luego finalmente en 'Pikmin 3' no se constata que haya ningún meteorito circundando al planeta que haga maniobrar mal al SS Drake de los Koppaianos, aun así ocurre algo que les hace caer en distintos lugares ¿otra vez el objeto sideral pesado? alomejor no, puede que solo sea polvo espacial, restos ínfimos del meteorito que hubiesen provocado un mal funcionamiento de la nave. ¿Entonces? Si fuese asi, el meteorito podría ya estar en la tierra, no? Quizas con la forma del Plasm Wraith.

¿Pero porqué este Umibozu, encaprichado como estaba en que muriese Olimar, no termina con su vida cuando tiene la oportunidad? Quizas al tener la llave y la insistencia que demuestran los Koppaianos en encontrarlo hubiese cambiado su condición de enemigo hasta trascenderlo al de "tesoro". Por eso precisamente pudiese ser que lo cuidara con tanto esmero.

...o puede que sea el único amigo que ha tenido Olimar en su puta vida...

La teoría se complica cuando pensamos en todos aquellos enemigos que desaparecen sin dejar rastro durante los tres juegos, los que se volatilizan de forma extraña. Tal vez, y solo tal vez, sean una extensión del Umibozu en el planeta, con otras formas con las que pueda tener más opciones de éxito para derrotar a los capitanes de las naves, como una metamorfosis o más bien un mimetismo con las otras formas de vida del astro.

Se baraja incluso la posibilidad de que incluso sean ilusiones creadas por el mismo ser, puede que las propias condiciones del planeta, todo en general, sea una ilusión creada enteramente por el Umibozu que quiere ver a sus víctimas perecer.

Ey, a parte de eso ¿recordáis que Louie fue el responsable de comerse las zanahorias pikpik doradas que hubiesen salvado la empresa Hocotate de la ruina?¿de dónde vinieron esas zanahorias pikpik? bien, podría ser que Louie hubiese estado controlado por el Umibozu desde ese mismo momento, que esas zanahorias hubiesen sido una forma más de este ser para llevar a cabo su plan y se hubiese aprovechado de la glotonería de este Hocoteño con el fin de parasitar a otros seres vivos. Por eso pudo controlar al Titan Dweevil aun estando inconsciente al final del segundo juego, la bestia era parte del Umibozu en si, por eso ese zancudo desapareció sin dejar rastro tampoco sin posibilidades de analizarlo. Louie fue, y sigue siendo, una marioneta de este alien.

La versión del video que tratamos hoy dice algo diferente, habla de que Louie en algunas notas después de derrotar al Water Wraith insinua un par de síntomas de lo que pasaría si alguien se comiese esa cosa. Queda gracioso si sabemos quien es Louie, un glotón empedernido sin puto control de si mismo, pero cabe tambien la posibilidad que no sea solo palabrería hipotética, alomejor sí que probó algo de ese engendro lo que habría transmigrado la esencia del Umibozu a su ser y por eso se comportaría de esa manera tan rara hasta el final del juego.

Louie necesita dro-o-o-o-ga

Rematando todo esto, no se sabe con exactitud qué será lo que cae desde los cielos al final de 'Pikmin 3' aunque todo indica que, una vez más, podría ser un fragmento más del meteorito con lo que volvería evolucionar el Umibozu hasta su siguiente forma. Puede que esta sea ya la última y en el, practicamente terminado, futuro 'Pikmin 4' el espectro muestre su verdadera y definitiva naturaleza. Aunque tambien podría ser que Louie consiguiese escapar del SS Drake y, a la llamada del Umibozu, volviese al planeta PNF-404 para continuar con la conspiración... o porque se ha convertido en una parte fundamental para que siga evolucionando... quien sabe.


¿Qué pensáis?¿Tiene todo esto sentido para vosotros? Yo ya estoy esperando ver cual será la siguiente etapa. Me da igual si no tengo la NX, si no sale un spin-off para 3DS o si se complementará la historia con un juego puzzlero apestoso para android de Pikmins. No me apeo del barco, seguiré atentísimo a la siguiente aventura.

1 comentario:

  1. Hola,bueno teoría pero yo tengo algo más ...
    Como has dicho,el Umibozu quiere el tesoro, que tal si la razón por la que volvió Olimar y Luis
    fue porque el Omibozu Poseía a Luis y tal vez escondió los tesoros de Pikimn 2 y por eso volvieron y tal vez les pasó lo mismo a los Kopaianos , ya que Brittani lo único que piensa en casi todo el juego es en la FRUTA así que puede que Luis Robe la Nave y Brittani tal vez lo mismo así que él Umibozu los posee

    PS:Si tomamos en cuenta que si las misiones de Pikmin 3 tienen que ver con el juego y que tienes que llevar siempre a Luis a la nave tal vez se lastimo tratando de alcanzar algo de ORO.

    PS2: Que tal si el Umibozu se base en sus recursos.. Por ejemplo en Pikmin 1 se colapsó y no tenía nada,en el 2 hay tesoros así que busco esos rodillos raros y en el 3 si me crees en la PS anterior pudo haber tomado TODAS las bayas doradas (Por eso no las vemos en la Historia)

    PS3:Como no encontraba la teoría en español por eso estoy aquí y bueno Adiós ^^,

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...